top of page

Hatha Yoga Pradipika II.2 : cuando el prana fluctua la mente fluctua.




Del libro "Hatha Yoga Pradipika" Swami Muktibodhananda



"Cuando prana se mueve, chitta (la fuerza mental) se mueve. Cuando prana no tiene movimiento, chitta no tiene movimiento. Por esta (firmeza de prana) el yogui alcanza la estabilidad y así debe refrenar el vayu (aire)".

HATHA YOGA PRADIPIKA ii.2



El Prana y mente están intrincadamente vinculados. La fluctuación de uno significa que hay fluctuación en el otro. Cuando la mente o el prana se equilibran, el otro se estabiliza. Hatha Yoga dice que por el control del prana la mente se controla automáticamente, mientras que Raja Yoga dice que por el control de la mente y el Prana se controla. Estos son los dos caminos de yoga.


La mente se compara con un mono salvaje, saltando de aquí para allá. Debido a esta tendencia innata, es muy difícil mantenerla quieta. Hathayoga dice "deja que la mente sea, concéntrate en las funciones autónomas del cuerpo y la energía vital, y la mente se volverá silenciosa por sí misma". Cuando los impulsos nerviosos son estables y rítmicos, las funciones cerebrales se regulan y las ondas cerebrales se vuelven rítmicas.


El proceso de respiración está directamente conectado al cerebro y al sistema nervioso central y es uno de los procesos más vitales en el sistema corporal. También tiene cierta conexión con el hipotálamo, el centro cerebral que controla las respuestas emocionales. El hipotálamo es responsable de transformar la percepción en experiencia cognitiva. La respiración errática envía impulsos erráticos a este centro y, por lo tanto, crea respuestas perturbadoras.


También hay ciertas áreas de la membrana mucosa nasal que están conectadas a los órganos viscerales. Cuando los impulsos que provienen de la nariz son arrítmicos, los órganos viscerales, particularmente aquellos conectados al plexo coccigeo, responden de la misma manera, arrítmicamente. Al ser perturbados, estos órganos nuevamente envían impulsos irregulares al cerebro y causan más falta de armonía y desequilibrio. Este ciclo es continuo.


Al darse cuenta de la naturaleza de la respiración y restringirla, todo el sistema se controla. Cuando se retiene la respiración, se están deteniendo los impulsos nerviosos en diferentes partes del cuerpo y armonizando los patrones de onda cerebral. En pranayama, es la duración de la retención de la respiración lo que debe aumentar. Cuanto más se mantenga la respiración, mayor es la brecha entre los impulsos nerviosos y sus respuestas en el cerebro. Cuando la retención se mantiene durante un período prolongado, la agitación mental se reduce.


En realidad, Patanjali define pranayama como la brecha entre la inhalación y la exhalación. Pranayama generalmente se considera la práctica de la inhalación y exhalación controladas combinadas con la retención.

Sin embargo, técnicamente hablando, es solo retención.


La inhalación/exhalación son métodos para inducir la retención. La retención es más importante porque permite un período más largo para la asimilación de PRANA, así como permite más tiempo para el intercambio de gases en las células, es decir, oxígeno y dióxido de carbono.


Patanjali dice además que la retención de la respiración después de la exhalación elimina los obstáculos del yoga. El yoga es la unión de los dos polos de energía dentro de nosotros. En conciencia mundana, estos polos están separados entre sí. En la conciencia trascendental, estos polos se acercan, y durante la retención los polos se acercan más aun quedando juntos. La retención de la respiración debe desarrollarse para detener las fluctuaciones del cerebro y la mente para que se pueda desarrollar un tipo de experiencia más expansivo.


Cuando te adentras más en el yoga, llega un momento en el que debes tener cierto control de la mente para que pueda sumergirse más profundamente dentro de sí mismo. Cuando intentas practicar mantra o meditación, las ondas mentales fluctuantes crean una barrera entre ti y el objeto en el que estás tratando de enfocar tu conciencia. Entonces, ¿cómo controlar la mente?


Durante muchos, muchos siglos, la gente ha sabido que a través de la restricción pránica se pueden controlar las afluencias de la mente y a través de la restricción mental se pueden controlar las afluencias de prana, pero varios sistemas espirituales han estado debatiendo cuál es el mejor método para aprovechar las dos energías e inducir la unidad. Cristo y el Señor Buda dijeron lo mismo: 'Lleva una buena vida y tu mente será controlada'. Por supuesto que lo que dijeron es cierto, pero la gente de hoy está expuesta a tantos factores externos perturbadores que este enfoque no funciona para ellos. Hay muchas personas buenas, caritativas, de mente pura y compasivas, pero si les pides que se sienten en silencio, aquieten la mente y mediten, no podrán hacerlo. Yama y niyama ayudan, pero son difíciles de mantener para el hombre moderno. Y para esta época, estas disciplinas no han demostrado ser un método muy poderoso para desarrollar el control mental.


Sin embargo, se ha descubierto que a través de pranayama, mudras, bandhas y ciertas posturas que regulan el prana, se puede controlar la mente. En muchas tradiciones espirituales, incluido el sufismo, el budismo y el yoga, se descubrió que al concentrarse en la respiración, uno puede aquietar la mente, desarrollar la concentración y acceder a los reinos más profundos de la mente y la conciencia.

129 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page