Principios del Hatha Yoga por Swami Satyananda Saraswati (parte 4/4)

Introducción del libro Hatha Yoga Pradipika Swami Muktibodhananda





El aspecto práctico


Si quieres lograr esta experiencia trascendental, debes perfeccionar las prácticas de hatha yoga y pranayama. Las reglas y las recomendaciones también deben ser observadas. Esto no significa abandonar todos los placeres de la vida, pero como bien sabes, “no puedes tener tu pastel y comerlo también”. Entonces, una vez que hayas decidido dar un paso hacia otra dimensión de la conciencia, debes estar list@ para sacrificar algo de aquellas cosas que son definitivamente perjudiciales para la práctica de pranayama y hatha yoga. Por lo tanto, recuerda que las prácticas de hatha yoga, asana y pranayama están destinadas en última instancia a desarrollar la calidad de la conciencia humana, no sólo la mente o el cuerpo.


La filosofía es intelectual y nunca se puede llegar al punto de evolución a través del intelecto. El intelecto se convierte en una barrera para el despertar espiritual, y tenemos que encontrar un medio poderoso para trascenderlo. Hatha yoga es lo más efectivo porque estás trabajando en el prana y pasando por alto la mente.


Hatha yoga es una gran ciencia que todos pueden practicar según su propia capacidad. Tal vez no todas, pero al menos algunas de las técnicas se pueden practicar todos los días. Técnicas de hatha yoga, junto con asana y un poco de pranayama, son suficientes para la mayoría de las personas. Es necesario practicar estas partes preparatorias primero. Así luego puedes ir más lejos. Si la preparación es perfecta, no habrá necesidad de aprender meditación de nadie. Una buena mañana mientras practicas tu pranayama tu mente se elevará a una nueva esfera de conciencia.


El aspecto terapéutico


Hatha yoga es un método de preparación de nuestro sistema para el despertar espiritual pero también es una ciencia muy importante de la salud. En tiempos antiguos ha sido utilizado por yoguis y rishis para el alivio y eliminación de todo tipo de enfermedades y dolencias. Es cierto que las prácticas requieren más tiempo y esfuerzo por parte del paciente que las terapias convencionales, pero en términos de resultados positivos y permanentes, como también en ahorrar enormes gastos en medicamentos, son ciertamente más valiosas.


Lo que hace que este método de tratamiento sea tan poderoso y efectivo es el hecho de que funciona de acuerdo con los principios de armonía y unificación, en lugar de diversidad. Los tres principios importantes en los que se basa la terapia física y mental son los siguientes:


1. Conferir salud absoluta a una parte o sistema del cuerpo influyendo así en el resto del cuerpo.

2. Equilibrar los polos de energía positiva y negativa (ida/pingala, prana/apana).

3. Purificar el cuerpo de los tres tipos de desechos (doshas).



Si tienes quince relojes de pie juntos en la misma pared, todos con péndulos de idéntica longitud y peso, notarás que después de algún tiempo todos los péndulos se sincronizan en sus movimientos Esto ocurre naturalmente de acuerdo con la ley de mutuos ritmos y vibraciones.


En este cuerpo físico, los diversos órganos y sistemas tienen sus propias funciones para llevar a cabo. Pero debería haber completa coordinación entre ellos. Si alguno de los órganos o sistemas del cuerpo no son capaces de coordinarse entre sí, significa que no uno sino todos los sistemas y órganos están desequilibrados. Así, en cualquier enfermedad, ya sea física o mental, todo el sistema está des-coordinado.


De acuerdo con la ley de los ritmos mutuos, todo lo que tienes que hacer para recuperar la salud de todo el sistema es traer un órgano o sistema al estado de salud. Entonces todos los demás, naturalmente, seguirán su ejemplo. La mala salud de un sistema crea mala salud en el resto de ambos. No puedes decir que tu estómago está mal y todo lo demás está bien. Por lo tanto, a una persona enferma con una serie de dolencias generalmente recibe tratamiento para uno solo de ellos. Si eres capaz de crear salud en un sistema de este cuerpo, gradualmente todo el cuerpo comienza a mejorar. Así es como se debe prescribir la terapia de hatha yoga.


La mayoría de los profesores de yoga de hoy, sin embargo, no siguen este sistema. Dependiendo de su conocimiento del diagnóstico médico, hacen una muy larga lista de prácticas: una para el estreñimiento, otra para las hemorragias nasales, otra para otras cosas. Piensan que enseñando a un enfermo varias técnicas de hatha yoga para sus diferentes dolencias, mejorará. Su sistema se basa en el concepto popular de que diversas enfermedades pertenecen a diferentes grupos, lo que no tiene en cuenta la interrelación de todos los órganos y sistemas.


Conservar la energía en este cuerpo físico es otro importante aspecto de la salud que ha sido ignorado por la mayoría de las ciencias de la salud. Le hemos dado tanta importancia a la nutrición, pero hemos perdido la verdadera fuente de energía, que es inherente. Esta energía es algo así como cargas eléctricas positivas y negativas pulsandk a lo largo de todo el cuerpo. El equilibrio correcto de estas formas de energía opuestas crea buena salud. Cuando que estos flujos positivos y negativos son suprimidos, bloqueados, disipados o mal distribuidos, resulta inevitablemente en enfermedad.


Los diferentes órganos y sistemas del cuerpo no subsisten meramente en base a alimentos y vitaminas. La principal fuente de energía en la vida son estas cargas más/menos o positivo/negativo. Por lo tanto, la ciencia de la armonía física y mental se conoce como hatha yoga. La terapia física y mental es una de los logros más importantes del hatha yoga. Hasta ahora, el hatha yoga ha tenido éxito en enfermedades como el asma, la diabetes y la presión arterial donde la ciencia moderna no lo ha hecho. Además, el hatha yoga ha demostrado ser muy efectivo en casos de epilepsia, histeria, reumatismo y muchas otras dolencias de carácter crónico y naturaleza constitucional. De hecho, hemos encontrado que la mayoría de las enfermedades de naturaleza crónica y constitucional definitivamente pueden ser revertidas a través de hatha yoga. Las enfermedades psíquicas y mentales que padece el ser humano no son más que un estado de desarmonía en el sistema energético. Para paliarlas tendremos que mirar de nuevo nuestro cuerpo y ampliar la dimensión de la ciencia médica moderna. Tendremos que redefinir el cuerpo, la clasificación de las enfermedades y el sistema de diagnóstico.


Lo que se está descubriendo más recientemente es que asana y pranayama son formas más poderosas y efectivas de controlar todo el cuerpo. Son los primeros pasos que nos permiten no sólo alterar los mecanismos de un elemento, sino también ganar control sobre la estructura total del cerebro y mente, el sistema de control que nos permite dirigir todos los aspectos de nuestra vida, y la energía dentro de eso.



El verdadero propósito del hatha yoga


En los últimos cuarenta años, el hatha yoga ha sido aceptado como una ciencia terapéutica en todo el mundo y se han realizado muchos estudios científicos en este campo. Hoy enseñamos yoga a la gente porque es muy necesario. El ser humano ha enfermado y la ciencia médica no es capaz de enfrentar el desafío. El hatha yoga ha estado ayudando a todo el mundo. Por lo tanto, no queremos desanimar este aspecto, pero al mismo tiempo no debemos olvidar el verdadero propósito del hatha yoga.


Detrás de cada enfermo hay un ser espiritual. Detrás de cada diabético hay un yogui. Detrás de un ser que sufre de depresión hay un aspirante. Cuando un paciente viene en busca de ayuda, enséñale yoga y mejoralo. Trata su enfermedad, pero no te detengas ahí. Llévalo mas profundo en el dominio espiritual de la vida.


Este es el error que cometen la mayoría de los profesores de yoga en Occidente. Simplemente toman un paciente con artritis, reumatismo o insomnio, le enseñan algunos ejercicios y eso es todo. Hatha yoga no ha sido utilizado para tratar a la persona en su totalidad. Esta es la razón por la cual los maestros no son capaces de elevar el nivel de sus alumnos. Solo mejorar la salud física no es suficiente. La salud mental también debe mejorar, la naturaleza debe cambiar, la personalidad debe cambiar, lo psiquis y el marco psíquico también tienen que cambiar. No debes buscar simplemente la libertad de la enfermedad, sino la libertad de la servidumbre y los caprichos de la mente. Ahora, ha llegado el momento en que los maestros en cada parte del mundo debe comprender y transmitir el verdadero espíritu del hatha yoga.

91 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo